viernes, 14 de junio de 2013

+

Increíblemente, ayer, terminando de leer mi entrada anterior, recibí un mensaje... de él.


Hubiese preferido no leerlo. Hubiese preferido no recibirlo. Hubiese preferido que no lo envié. Hubiese preferido que no lo escriba.



Otra vez no, otra vez no quiero desmoronar...







Tarde. Mierda, mierda.

10-6

No hay comentarios:

Publicar un comentario