domingo, 9 de junio de 2013

Chau.

Segundo domingo.
Segundo domingo, en que todo se volvío rutinario, de nuevo. Ahora no pasa nada interesante, no espero con ansias que llegue este día, ya me da igual, y en cierto punto me angustia.
Desde hace varios meses, mis días preferidos eran los domingos, una hermosa manera de terminar una semana, y por que no, empezar otra. Era imposible no sonreír cuando lo veía. Las horas que esta junto a él me hacia sentir única, me saca del mundo. Solo eramos él y yo. Rompía mi rutina y amaba eso.
Segundo domingo en el que me la paso en pijama, en el que no espero que sean las cuatro de la tarde para verlo. En en que no tardo varias horas en elegir que ponerme, en maquillarme, en cambiarme de nuevo. En el que no espero ese abrazo tan eterno que me hacia olvidar de todo, en el que me sentía segura, ni en ese beso que me recordaba lo lindo de sentir que alguien te quiere mas de lo que creías, o al menos eso pensaba...

Sinceramente, creo que me lo esperaba, pero no quería ni pensar algo tan lindo que llegamos a tener, terminara por ese motivo. Fue un conjunto de cosas, pero no por esa situación tenia que terminar así. Hubiese preferido parar esto antes, por que lo intuía, pero sin embargo decidí confiar plenamente en él. Le entregue toda mi confianza, y su respuesta no es lo que esperaba. Hubo errores, de ambos. No voy a victimizarme, pero no merecía que me haga eso.
Me sentía tan feliz y completa cuando estaba con él, quizás nunca lo supe demostrar (error 1) pero lo sentía.
Se volvió la razón por la que me levanta con una sonrisa todos los días cerca de las 6 de la mañana con sus 'Buenos días' y duraba todo el día. Se volvió la charla en el colegio con mis amigas. Se volvió mi pensamiento que gran parte del día. Se volvió en mis ganas de jugarmela, de confiar y llegar a amar. Se volvió mi ilusión de una sincera relación. Se volvió todo, pero nunca se lo dije (error 2).
Pesándolo bien, nunca hubo una charla seria sobre lo nuestro. Si estamos bien, si es lo que buscamos, si hay algo que arreglar, si esto sirve, si somos los que esperábamos. Como un balance de todo (error 3)

Segundo domingo, segunda semana que no se nada de él... hasta el pasado sábado. Lo vi, sonriente, feliz, con un rostro con ilusión y esperanzas. Como que si única hubiese sufrido una perdida, como si nunca hubiese fallado a alguien y se sintiera responsable, como si nada hubiese pasado. No solo lo vi a el, también vi a la razón por la cual lo nuestro acabo (o el comienzo de algo nuestro) . Podría decir muchas cosas sobre ella, pero no lo haré. De la mano, riéndose ambos. Fui inevitable no cruzar miradas, no se lo que sentí. Creo que fueron una mezcla de sentimientos, pero no sentí nada a la vez, solo gire mi cara y mire al frente. Realmente no se que sentí. Fue raro e inesperado.
No le deseo ni el bien, ni el mal. No lo hice en el comienzo y no lo voy hacer ahora. Le deseo lo que se merezca, creo en que TODO vuelve.

Todavía sigo esperando ¿que? no lo se. Alguna palabra de el, algún gesto amable, algo que demuestre que aun me quiere, que piensa en mi, que me extraña.. o a el tal vez. Pero hay pocas posibilidades que suceda.

Aprendí, (no voy a decir el famoso 'De los errores se aprende' por que esto, que viví con él, no fue un error) a demostrar mas, a decir lo que siento, lo que pasa por mi mente, en decir mis dudas, miedos, en mis expectativas.

Claramente en dos meses dos personas no llegan a conocerse en profundidad.

No me arrepiento de lo que hice,o no. Sonara a egocéntrico, pero me siento orgullosa de mi misma haber sido honesta, con él y en especial conmigo. Jamas dije algo que no sentía, todo lo que salia de mi fue puro y sincero. Todos mis 'Te quiero.' 'Te adoro.' 'Te extraño.' fueron honestos, al igual que mis abrazos y besos. Desde el comienzo hasta el fin. Él, en cambio, no se si podrá decir lo mismo...

Todavía me acuerdo de sus promesas de sus 'Te quiero, no lo olvides.' Me lo decía todo el tiempo, es inevitable no recordarlo. Demostré ser ¿mejor? que él diciéndole que mi promesa 'Siempre voy a estar con vos.' la voy a cumplir, aunque no nos hablamos, aunque no sepa nada uno del otro. No por él, si no por mi. Por mi honestidad.

Deje de llorar, se convirtió en un recuerdo lleno de nostalgia. Extraño lo que eramos. Nos convertimos en dos desconocidos que se conoces muy bien.
En su momento sentí las mas horribles sensaciones, todo lo contrario a lo que me me hizo sentir la misma persona anteriormente. Me fallo, me lastimo, y no le importo nada parece.

No se si lo supere o no. Tampoco me interesa saber. Me siento... bien, mejor que antes seguro.

Siempre me quedara la duda de lo que siente él, de lo que sintió.

Todavía conservo unos mensajes de él y unas fotos. Es estúpido, lo se. Pero al leerlos/verlas se me vienen a la mente muy lindos y buenos recuerdos, que sin darme cuenta hace que una sonrisa se me escape.

No lo odio, pero tampoco se si lo quiero.

Creo que no olvide nada, necesitaba esto, descargarme. Poner todos mis pensamientos en algún lado, que alguien lo lea y comparta lo que estoy sintiendo, o no.Ahora creo poder cerrar definitivamente esta historia.

Agradezco profundamente a mis amigos y familia, por estar darme el apoyo y esas palabras de aliento que me hicieron emocionar hasta las lagrimas. Sin dudas son mi fuerza y la razón por que la sigo adelante.

Segundo domingo en que todo cambio, en el que comienza algo mejor.

Gracias por leer !

No hay comentarios:

Publicar un comentario